Mary Jo Bang

“Estos florecimientos terrenales han arraigado / como los trenes plateados del maquinismo. / No oigo nada a ciegas en la noche salvo el sentido del movimiento. / El dolor exquisito para quien / medio se esconde en el árbol, hojas a sus pies. / Hojas caídas y sensaciones perdidas.”

martes, 22 de febrero de 2011

Entrevistas de ADARDE a nuestras campeonas

ADARDE ha entrevistado a Helena Nieto y a Ana R. Vivo


ENTREVISTA A HELENA NIETO

A pesar de que conocía a Helena Nieto desde hace tiempo, fue el 12 de febrero cuando pude darle el primer abrazo, y debo deciros, que noté, percibí una sensibilidad especial que me hizo comprender el porqué de sus fantásticas novelas. Con ella, conversé de varias cosillas, y tal y como le prometí, aquí está la entrevista para el Blog de ADARDE. Os dejo con parte de nuestras conversaciones:

  • Helena, estás en un momento dulce de tu trabajo; aún recogiendo éxitos de tu ópera prima “Secretos de arena” y expectante ante la reciente salida al mercado de “Un punto y aparte”. ¿Cómo llevas el asunto? Ja, ja, ja.

De momento lo llevo bien, con tranquilidad. Al leer la primera reseña y ver que ha sido tan positiva, mucho mejor. Espero y deseo que guste mucho esta novela porque le tengo un cariño muy especial.

  • He empezado por esta pregunta, porque realmente era la que más me apetecía realizarte, pero ¿qué te parece si hacemos un repaso a tu vida para que las lectoras del blog de Adarde sepan un poquito más de ti?

Me parece genial.

  • Venga pues, vamos allá. Helena Nieto, asturiana de nacimiento, de Gijón, (creo), ¿fue una lectora precoz? ¿Qué tipo de novelas te gustaba leer?

Sí, soy de Gijón.

Creo que empecé con cuentos cuando aprendí a leer. Sé que a los seis o siete años me encantaba una colección de cuentos llamados “Cuentos de Hadas”. Recuerdo que los pedí para los Reyes en Navidad, y mi abuelita me los regaló. Tenían las tapas azules y con dibujos de Hadas. Luego leí todo lo de Disney como la mayoría de los niños de entonces. Más tarde libros de Enid Blyton como “Los cinco”, o “Torres de Malory”… A los doce años “El diario de Ana Frank”, que me impactó mucho. Libros como Oliver Twist, que me lo sabía casi de memoria, David Copperfield… (Me gustaba muchísimo Dickens), y muchos clásicos de ese tipo.

  • Helena, normalmente siempre hay alguien que de niños nos induce a leer. En mi caso fue mi madre, ¿a quién le debes tú ese amor a la lectura?

Creo que nací con ello… aunque siempre he visto a mi madre leer y eso influye, por supuesto. De todos modos, hay familias en que unos leen y otros no, aún teniendo el ejemplo en los padres, así por un lado pienso que se nace con predisposición a la lectura.

  • ¿Recuerdas el título de uno de los primeros libros que leíste?

Después de los cuentos infantiles creo que fueron los de Enid Blyton. Sé que el primero que leí de Los cinco, fue “Los cinco en el cerro del contrabandista”…y ya después como novela no infantil “El diario de Ana Frank”.

  • Sé que debiste crecer como la mayoría de nosotras, rodeada de libros por todas partes. ¿Guardas los libros de niña? ¿Dónde los has metido? Ja, ja, ja. A mí me tienen amenazada…

Pues tengo muy pocos porque la mayoría iba pasándolos a otros prim@s más pequeños. Tampoco podría conservarlos todos ya que me haría falta mucho espacio que no tengo.

  • De repente, la Helena niña, crece y se convierte en una todo terreno, profesional, madre, mujer y además escritora. ¿Cómo se conjuga todo eso sin caer en el peligro del estrés?

Yo escribo sin agobios, sin prisa, cuando tengo tiempo. Me lo tomo con tranquilidad, porque para mi escribir es un placer. Si me produjera estrés, no podría.

  • ¿Te ayuda el escribir a la hora de “desconectar”?

Escribiendo desconecto totalmente del mundo. Me introduzco en otros de mi imaginación y es muy gratificante.

  • ¿Qué supone para ti escribir? ¿Podrías decírmelo en pocas palabras?

Desconectar, como decía antes. Introducirme en otros mundos, y disfrutar de mis personajes, mis historias…

  • Sé que eres una de las “Chicas de la Rosa” (Pepe de la Rosa es el profesor y editor de la editorial La Máquina China, que ofrece talleres de escritura geniales) ¿Por qué hiciste el taller, Helena?

Primero porque me apeteció enormemente y además pensé que me sería muy útil. Aunque yo ya escribía había cosas técnicas que se me escapaban y fue un modo de adquirir conocimientos. También me interesaba ver la opinión de otra persona que desde fuera pudiera valorar mis escritos de forma objetiva. Disfruté muchísimo con el taller. José de la Rosa es un gran profesional, y me animó mucho a la hora de que me decidiera a enviar a Editoriales.

  • ¿Siempre pensaste en escribir romántica o tienes alguna historia de otro género aguardando en el baúl de tu imaginación?

No, yo nunca pensé en escribir Romántica. Yo sólo deseaba escribir sin importarme el género. Bueno, nunca escribiría Fantástica ni de Terror porque no me gusta. Pensaba en escribir Narrativa, independientemente del género que fuera. Lo que si tenía claro es que escribiría historias de sentimientos y relaciones humanas porque soy muy sentimental y sensible, a veces demasiado. Aunque como tú bien sabes, mis novelas no se ajustan al género Romántico clásico.

No puedo decir que tenga otro tipo de historias en el baúl de mi imaginación. Mis historias siempre serán de sentimientos… y no sólo sentimientos de pareja. Hay muchas clases de sentimientos entre los seres humanos.

  • ¿Quién es la primera persona a la que llamas o en la que piensas cuando te dan la noticia de que vas a publicar?

A mi madre es la primera que llamo y luego a dos amigas muy amigas de toda la vida. Después al resto…

  • Decía antes que tienes una novela ya publicada y que recibió una gran acogida, “SECRETOS DE ARENA”, una historia sentimental, poco habitual entre la romántica más al uso. ¿Cómo la calificamos?

Mis novelas son muy realistas. No sé muy bien como calificarla. Yo he leído muchas novelas narrativas en que también se habla de sentimientos y de amor, en cambio sólo se denominan Narrativa sin más. La diferencia quizás sea en los finales, si acaba bien la denominan Sentimental o romántica.

  • Sabes que a mí me encantó “Secretos de Arena”. Me conmovió profundamente el hecho de descubrir una protagonista diferente a las que estamos acostumbradas. ¿Por qué Helena siempre retrata las vivencias de mujeres de cuarenta años, con hijos adolescentes y tan normales que podríamos encontrarlas por la calle?

Aclaro que mis próximas novelas, mis protagonistas no son mujeres de cuarenta, tampoco tienen hijos… serán más jóvenes y sin hijos. No deseo encasillarme en escribir sobre divorciados de cuarenta con hijos… sí escribí esas historias fue porque surgieron en mi imaginación. “Un punto y aparte” es una historia muy actual, real como la vida misma. He conocido muchos casos de matrimonios que después de años juntos, con hijos por medio, y aparentemente estables, se rompen de pronto porque el marido se va con otra mujer más joven. Y esto quería reflejar en la novela. ¡Cómo una mujer se enfrenta a esta situación! Me parece un tema como te decía, muy muy actual.

En “Secretos de Arena” deseaba hablar del dolor que producen el deterioro de las relaciones familiares, en ese caso la de Anna con su padre. Esta parte de la novela me conmovió profundamente. Como he dicho muchas veces, yo sólo tengo una idea general, luego me pongo a escribir y surge sola. En ningún momento tenía las escenas predeterminadas ni escritas de antemano, así que cuando estaba escribiendo la escena en que Anna estudia con detalle la foto de su madre encontrada en el desván, ni yo misma pude contener las lagrimas.

Sobre si son normales mis personajes es porque me gusta que sean creíbles. No quiero leer sobre héroes ni villanos, sobre millonarios que van en limusinas, ni escribir sobre ellos. Me gusta escribir cosas que le suceden a la gente normal, como tú y como yo, como muchísimos lectores. Me identifico mucho más y creo que a las personas que les gustó “Secretos de Arena” también. Me lo han dicho muchas veces.

  • ¿Qué te inspira Helena? He pensado esta pregunta tras escribir la anterior. ¿Es la vida cotidiana, la que te sugiere historias susurradas?

La realidad de la vida, sin duda. También una imagen, una música determinada… muchas cosas. Tengo una grandísima imaginación.

  • La novela que acaba de salir al mercado “Un punto y aparte” refleja también realidades del día a día, sin los sobresaltos de las épocas de la regencia, del Medievo, o del futuro. ¿Por qué contemporánea?

Porque puedo identificarme con los personajes. Puedo ponerme en su piel y sentir lo que sienten. No puedo identificarme con una mujer de otra época. Y además siempre leo contemporánea. Es lo que me gusta.

  • “Un Punto y aparte”, está escrita en primera persona, como un diario donde la protagonista, Paula, descarga todo el dolor que siente tras el divorcio del que pensaba era el hombre de su vida. ¿Tiene Helena un diario?

Tengo dos diarios que conservo de mis años adolescentes. De adulta no, no escribo ningún diario.

  • Una frase extraída del booktrailer de “Un punto y aparte” me ha llamado la atención: ¿Hay amor después del amor?

Sí, creo que sí. Aunque yo no estoy divorciada, ni lo he estado nunca, sí conozco a personas que lo están y que vuelven a enamorarse.

También cuando tenemos un primer amor de esos que cuando fracasan crees que nunca superarás… lo superas, y vuelves a enamórate. Pues sí, creo que hay amor después del amor.

  • ¿No has pensado que quizás este libro pueda ayudar a muchas mujeres que se encuentren en la misma situación que Paula, que hayan sufrido el abandono de su marido y se hayan visto solas con hijos adolescentes y con un cambio de vida radical?

Tal vez, porque abro una puerta a la posibilidad de que por muy mal que esté tras un abandono, por muy negativo que lo veas todo, puede surgir un nuevo amor en cualquier parte y cuando menos se espera. Conozco a varias personas que creían que nunca volvería el amor a sus vidas y ha vuelto, con hijos incluidos y con un cambio radical para todos. Y que además son felices. Ojalá ayude.

  • En la recuperación de Paula, tiene mucho peso el fantástico protagonista masculino, un hombre que la hará temblar literalmente de la rabia, pero también de deseo. ¿Cómo es Sergio Lambert?

Humm…Sergio Lambert es encantador, paciente, comprensivo…aunque también hace sufrir un poquito a nuestra protagonista…pero prefiero no desvelarlo a las lectoras. A Sergio hay que descubrirlo…Y sí que hace temblar a Paula en muchos sentidos. Tanto, que ni ella misma se reconoce en ciertas situaciones.

  • ¿Existe algún espécimen así en el mundo real?

Sí, seguro que sí. Sergio no es perfecto, tiene reacciones humanas que cualquier hombre puede tener en determinados momentos, aunque en general es un cielo de hombre.

  • Siempre que leo tus novelas, pienso que una de las cualidades más bonitas de tu prosa es la cuidada “creación” de los personajes. Son siempre cercanos, reales como decía antes, pero es que además cuando hablas de los conflictos entre padres y adolescentes rayas la perfección. Ja, ja, ja… ¿son tus hijos y sus amigos fuente de inspiración?

¿Mis hijos? No, no son mi fuente de inspiración porque no me dan problemas y son muy buenos estudiantes.

No me inspiro en ningún adolescente en particular. Creo que en general actúan así. Tampoco son malos chic@s los que pongo en mis novelas, contestan mal, dicen tacos, se pelean entre ellos, pero no son conflictivos en otros aspectos ni se meten en líos, son buenos chic@s todos.

  • Por cierto, ¿qué opinan ellos de esta faceta tuya como escritora? ¿Han leído tus novelas?

Mi hija sí, porque ya es una chica, no una adolescente, pero mi hijo no, ya que con 14 años no le interesa mi temática y mucho menos sabiendo que son historias de amor.

Y opinar, pues están encantados con eso de tener una “mami” escritora.

  • Jumm, se me acaba de ocurrir esta pregunta que ha sido motivo de debate de muchas conversaciones entre nosotras, incluso surgió en el reciente Encuentro RA, y es referente a las escenas eróticas… ¿qué dice tu madre de ellas? Ja, jajajaja. Va, en serio, ¿cómo llevas que las personas de tu alrededor lean “esas líneas”, que, la verdad siempre han sido muy elegantes?

Mi madre no se ha escandalizado para nada, pero es curioso que otras personas más jóvenes sí… jajaja. He dicho en alguna ocasión que no me gusta escribir escenas de sexo explícito ni utilizar palabras vulgares o soeces. Trato de ser lo más elegante posible a la hora de escribir estas escenas. Respeto que otras personas lo hagan de otro modo pero no es mi estilo. No me gusta una escena en que es tan explicita que no te de lugar a la imaginación. Para mí es rayar la pornografía y pierde su encanto. Pero es una opinión personal por supuesto.

  • ¿Puedes contarnos algo más de “Un punto y aparte”, publicado por la editorial “El Maquinista”?

Es una historia intimista, con mucho sentimiento, muy real y muy intensa. En ella hay dos historias de amor… y prefiero que la leáis y descubráis… Os vais a meter de lleno en la piel de Paula porque al ser en primera persona no puede ser de otro modo.

  • ¿Cuándo salió al mercado, Helena?

Se está distribuyendo ahora, aunque la semana pasada ya la habían visto en librerías de Madrid. Acaba de salir, puede que el día catorce o quince de febrero.

  • Uno de los éxitos de tu primera novela, fue que la presentaste en diferentes lugares. ¿Para cuándo la presentación de “Un punto y aparte” y dónde?

Tengo confirmada una presentación el 1 de Abril en el Corte Inglés de Gijón a las 7.30 de la tarde.

  • Para finalizar la entrevista Helena, además de darte las gracias públicamente por el placer de haber podido realizártela, me gustaría saber si estás inmersa en algún proyecto nuevo.

Tengo dos novelas en proyecto. Una antigua que voy a modificar y otra nueva. Espero terminarlas en este año, pero voy sin prisa.

  • Por último, ¿quieres decirles algo a tus lectoras y lectores?

Que muchísimas gracias por leerme y comprar mis novelas. Espero que disfruten también de “Un punto y Aparte” como lo hicieron con “Secretos de Arena”.

Y que no duden en ponerse en contacto conmigo si lo desean, les atenderé encantada.

Y para mí es un honor que me lean y me sigan.

  • Vale, hasta aquí la entrevista. Como te decía antes, si se te ocurre alguna pregunta, no dudes en sugerírmela, por favor. Ahora, te propongo un mini test, para que lo contestes con respuestas muy cortitas. ¿OK?

― UN LIBRO La llave de Sarah

― UNA PELÍCULA Soy fanática de “Jesus Christ Superstar”

― UN AUTOR/A Isabel Allende

― UN PERSONAJE Julia Jarmond de La llave de Sarah

― UNA CIUDAD París

― UN SABOR Chocolate

― UN OLOR a Mar

― UN MOMENTO ESPECIAL nacimiento de mis hij@s

― UN NOMBRE Dos, David y Natalia, el nombre de mis hijos.

― UN SUEÑO Publicar en otros países.

― UNA ESPERANZA EL fin de las injusticias en el mundo.

― UN PROYECTO Seguir escribiendo y publicando

ENTREVISTA A ANA R. VIVO

Ana, por fin ha llegado el momento. Quizás esta sea una de las entrevistas que más ilu me ha hecho, porque sé lo ilusionada que estás tú con la publicación de tu novela y sé lo que te lo mereces y has currado. Espero estar a la altura de tus expectativas y que te diviertas contestando a una de tus primeras entrevistas como escritora oficial. Un abrazo y muchos besitos.

A mí también me hace mucha ilu, Yolanda, y es un placer ser entrevistada por ti. Seguro que lo pasamos divinamente.

Ahí van las preguntas:

  • Sólo quieres escribir, y escribir, y sobre todo que te lean. Porque no hay nada más placentero para un autor, aunque sea novel, que sus lectores se identifiquen con sus personajes, que sus palabras provoquen pasión, dolor, amor, sentimientos que alguna vez se creen olvidados y que por alguna razón, en ese momento has sabido transmitir…” Ana, te he robado estas palabras, para presentarte. Creo que definen muy bien tu faceta como escritora. ¿Sigues estando de acuerdo con ellas?

Totalmente. Hubo un día en el que alguien dijo de mí que era una escritora compulsiva y sí, es cierto. Empiezo a escribir y escribir y no paro. Y cuando has terminado tu obra y la “prestas” para saber qué tal está y te llaman por teléfono y te dicen: Me acosté de madrugada y no podía dejar de leer… Sabes que lo has conseguido.

  • Ana, antes de continuar con la entrevista, me gustaría darte la enhorabuena por la publicación de tu primera novela “NO MIRES ATRÁS”. ¿Te parece que nos centremos en ella? Anda, cuéntanos de qué va…

“No mires atrás” es una novela que trata de cómo una mujer que cumple condena por asesinato, se ve milagrosamente “libre”. Aunque, claro, la libertad siempre tiene un precio y Diana Chase tendrá que pagar el suyo. En realidad, ella sólo quiere que la dejen en paz, no busca nada, ni tampoco necesita ni espera nada de nadie; pero topará con Hugh Malloy: un hombre sexy y provocativo que la sacará de sus casillas en más de una ocasión y que, ante todo, le recordará lo que es ser una mujer. Su relación queda definida en cuanto los dos comprenden que simplemente no se pueden soportar, pero las circunstancias de su encierro obligatorio y las de un crimen que todavía se cierne sobre ella, harán que poco a poco esa relación cambie.

  • ¿En qué subgénero la enmarcamos, Ana? ¿Suspense romántico, tal vez?

Sí, por supuesto. Hay mucho suspense y también intriga. No sólo vemos cómo evoluciona la relación personal entre los protagonistas, sino que hay distintos personajes secundarios muy importantes y que hacen que la historia se vaya complicando.

  • La portada es preciosa, y me lleva a pensar en una frase que siempre decía de adolescente a mis amigas: “encontraré el verdadero amor, cuando me sienta en paz, abrazada a él, debajo de una mantita”. ¿No crees que tu portada refleja realmente el verdadero amor? (Creo que me he puesto cursi jajaja)

No, no resultas cursi porque es verdad. Hugh es muy romántico, a pesar de que es un hombre “duro y un poco chulito”, todo lo contrario que Diana, que es una mujer arisca, intratable y muy poco romántica… al principio. En realidad, cuando vi la portada pensé que ellos eran Hugh y Diana, físicamente y sobre todo por la expresión de sus rostros, la de él amable y simpática, la de ella seria y desconfiada. Y decidí que esa sería la portada de la novela.

  • Has establecido como marco de la novela Yosemite, un precioso valle californiano, a 300 km de San Francisco. De esta ubicación, me llama la atención dos detalles. El primero, es que me da la sensación de que has efectuado un perfecto paralelismo entre el frío, la nieve, el hielo físico de la zona, y el corazón de la protagonista, quien tras salir de la cárcel, llena de odio, establece allí su residencia. ¿Ha sido casualidad, o has buscado esa relación?

Un poco de las dos cosas. Primero necesitaba un lugar aislado y de difícil acceso. Para eso tenía que ser un sitio escondido y Yosemite en la temporada de nieves me pareció ideal. Y luego, nadie mejor para limar la aristas del carácter de Diana que un hombre experto en deportes de riesgo y acostumbrado al frío y al hielo de aquellas montañas.

  • La segunda pregunta que me surge, relacionada con la anterior, es ¿qué fue lo que te atrajo de esos parajes? ¿Por qué los escogiste como paisaje de tu novela?

Escogí el valle por los Pasos aislados que se cierran al público durante toda la temporada de invierno y por estar en el estado de California, cerca de la ciudad de Los Ángeles, cerca del capitolio en la ciudad de Sacramento y cerca de Santa Bárbara, que son los lugares en los que se mueven los personajes. Y luego también por la historia de sus primeros pobladores, que fueron hombres valientes, de sangre india y carácter belicoso. Y bueno… ahí queda la muestra de uno de sus descendientes.

  • Todo lo anterior, me lleva a preguntarte, es inevitable Ana, por el cuidado proceso de documentación que has llevado a cabo para ambientar el libro. ¿Ha sido difícil? ¿De dónde has obtenido tanta documentación?

Sobre todo en internet, buscando mucha información en páginas del estado de California y en Google Earth. Hoy en día, puedes viajar a cualquier lugar sin moverte de casa, pero es que me gusta ser fiel a la realidad y entonces cada estafeta de los Rangers, cada pico o refugio del valle, existe de verdad. Aunque claro, algunos lugares tienen pinceladas personales y ficticias, pero no muchas. Y te aseguro que es un proceso que me encanta, Me suele llevar casi el mismo tiempo la documentación que lo que tardo en escribir la historia.

  • ¿Eres de las autoras que preparan todo antes de comenzar a escribir, o a veces te dejas llevar por la locura y te saltas el mapa del libro?

Sólo preparo el título y después el lugar donde transcurre y la documentación de su entorno. Después, los personajes y defino un poco su personalidad y ellos comienzan su historia. No me sirve de nada hacer un esquema del argumento, en cuanto comienzo a escribir, no tardan ni dos capítulos en llevarme por otro lado y la historia se desmonta.

  • Como sabes, llevo varios días rebuscando en el baúl de tus cosillas, y he encontrado una pregunta, que te hacías tú misma hace no tanto, ahora, si te parece bien, te la reformulo ¿Quién maneja las vidas de tus personajes, la mente o tus dedos?

Los dedos, por supuesto, y manejados por los personajes. Seguro que a ti también te ha ocurrido que después de escribir unos capítulos, y pasados unos días, decides retomarlos, y no te suenan para nada las frases que lees. O cuando estás escribiendo un diálogo, y ellos mismos se replican el uno al otro y lo que tenías pensado poner ya no tiene sentido. Lo bonito de escribir es que los personajes no dejan de sorprenderte.

  • ¡Sí Ana, claro que me ha pasado! Vamos a ver si logramos descifrar la personalidad de Diana Chase, quien pasa seis años en la cárcel tras ser acusada de asesinato. Un comienzo duro, que imagino marcará la personalidad de la protagonista. ¿Cómo es ella en realidad, Ana?

Diana es una mujer muy complicada. Es el personaje femenino que más me ha costado crear porque durante toda la historia tiene que mantener un carácter esquivo, agresivo y asociable y que a veces es imposible con la cercanía de Hugh. En realidad, Diana es lo que la vida ha hecho de ella y poco a poco, se van comprendiendo los motivos que tiene para ser así.

  • En la novela, aparecen dos hombres importantes en la vida de Diana, Dick, todopoderoso y Hugh, el hombre más sexy que se ha encontrado en su vida. Cómo ha sido el proceso de elaborar dos personalidades tan contrapuestas?

El proceso no ha sido complicado, Dick es un hombre que en el pasado marcó una huella muy grande en Diana y aunque lo odia con todas sus fuerzas, por haberla traicionado, sigue teniendo una gran influencia sobre ella. Hugh es la savia nueva, la provocación, la tentación al alcance de las manos y un poquito la horma de su zapato. Un contrincante duro, que no se amilana ante sus insultos y sus desplantes y que la trata de la misma manera.

  • ¿Te has inspirado en alguien a la hora de trazar los personajes?

No, realmente, sin embargo, Hugh tiene esos puntitos irónicos y esas frases picajosas que tanto recuerdo de mi hermano Joaquín. He pensado mucho en él mientras escribía la novela.

  • ¿Quieres extraer una frase de la novela, que sea especialmente importante para ti y regalársela a los lectores?
− Nadie podrá salir del valle –repitió ella sin moverse− ni  tampoco entrar…   − Veo que has pillado muy bien el concepto –se burló de nuevo−. Somos presos del valle y por lo tanto estamos obligados a convivir juntos, lo queramos o no. (Quiñen no se muera de ganas de continuar leyendo, es que no tiene alma…)
  • Ana, ¿te es difícil terminar un libro, o sufres una especie de duelo cuando debes abandonar a los personajes?

Pues sí, es difícil porque piensas que todavía te quedan muchas cosas por contar, y luego te das cuenta que ya pasas las 400 páginas y que tienes que despedirlos. Sí, sufro una especie de duelo y procuro pasar unos días leyendo algo muy diferente para poder sacarlos de mi cabeza. Entonces, comienzas a pensar en otro título, otro lugar, y vuelta a empezar…

  • Necesito preguntarte esto: ¿No te caíste redonda cuando te llamaron de la editorial para decirte que publicaban “NO MIRES ATRÁS”? ¿Cómo fue?

Pues casi, porque estaba desayunando en la terraza de un bar y en cuanto colgué el teléfono comencé a decir “bien, bien, bien”… Imagínate la cara de la gente.

  • ¿A quién fue la primera persona que llamaste, después de ese SÍ tan esperado?

A dos personas, A Menchu Garcerán y a Mar Carrión, además no lo dudé, ellas eran las personas que merecían ser las primeras. Y a todo esto, tenía que volver al trabajo y no quería dejar de hablar con ellas.

  • Ja, ja, ja, me rio porque estoy a punto de robarte otra frasecilla… ¿Tienes esos “ojos mar” puestos en otra nueva novela? ¿En qué andas ahora Ana?

Pues ando entre dos cosas. Una, escribiendo una nueva novela y que se titula “Los ojos del mar”. Transcurre en Nueva York, en el barrio ruso de Brighton Beach y es una historia de policías, asesinatos y con la mafia rusa pululando por ahí. Y por otro lado, estoy reescribiendo otra novela que transcurre en un psiquiátrico, en la ciudad de Boston, y donde unos psiquiatras se ven inmersos en una historia de extraños accidentes y tienen que enfrentarse tanto profesional y como personalmente.

  • ¿Qué te parece si ahora hablamos un poquito de ti? ¿Quién es Ana, y qué se esconde detrás del R. Vivo?

Ana es una mujer un poco tímida, aunque no lo parezca, que tiene una vida, como la mayoría de las mujeres de mi edad, multifunción. Y que después de su familia, el trabajo, la casa y lo que se añada, encuentra un rato para escribir que es lo que siempre ha deseado hacer. R. Vivo es simplemente la forma abreviada de decir mis apellidos, Ruiz Vivo, y como el segundo es menos corriente que el primero, pero no quería prescindir de él, pues lo abrevié.

  • Eres de Albacete, ciudad que últimamente está dando al mundo de la novela romántica grandes éxitos y grandes nombres: Mar Carrión, Menchu Garcerán, y ahora tú… ¿Es el agua que bebéis? Ja, ja. Bromas aparte, ¿qué es lo que te hace escribir, Ana? O dicho de otro modo, ¿por qué escribes?

Pues el agua no es, te lo aseguro, que desde hace unos años tenemos que beberla embotellada. Escribo porque es una forma de construir historias como tú las ves. Donde tú decides cómo empiezan y cuándo terminan, donde tú marcas los límites. A veces, te metes tanto en la vida de los personajes que te cuesta desprenderte de ellos y de la personalidad que tienes que adoptar para poder afrontar lo que su vida le depara. Y es bonito resolver situaciones que en la vida real, muchas veces, se quedan sin final o con un final desagradable.

  • Según he podido saber, te gustan mucho las leyendas, ¿alguna en especial?

Muchas, todas. Las leyendas me encantan y sobre todo me gusta escribir una historia a partir de una leyenda. Me gusta pensar que cualquier leyenda tiene algo de cierto encerrado en ella.

  • ¿Novela Romántica? Eso es lo que la gente suele repetir cuando decimos que somos autoras de este género. ¿Cómo describirías lo que es realmente la novela romántica actual, a todos aquellos que no la entienden o simplemente no la conocen?

Diría que una novela romántica es aquella que entremezcla las relaciones personales y afectivas de los protagonistas, dándoles un lugar preferente en el argumento, pero sin quitarle fuerza ni importancia a la trama de suspense, intriga, o cualquier otra que sea la que conduce la historia y yendo ambas de la mano.

  • ¿Qué libro le recomendarías a una persona que nunca ha leído una novela romántica?

Viento del este, viento del oeste de Pearl. S. Buck.

  • Creo que esta es una de tus primeras entrevistas como autora, ¿te gustaría decirle algo a las lectoras que se mueren de ganas por conocerte?

Sí, claro, que espero que disfruten tanto como yo lo hice mientras escribía esta historia y así mi sueño estará cumplido en su totalidad.

  • Ana, ¿cuándo podremos encontrar “NO MIRES ATRÁS” en las librerías?

Todavía no tengo la fecha concreta, pero creo que entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre. De todas formas, en cuanto lo sepa, serás la primera en saberlo.

  • Antes de despedirme Ana, me gustaría darte de nuevo la enhorabuena, y las gracias por haber contestado tan amablemente a mis preguntas, y he pensado cerrar esta entrevista con una pregunta: ¿Qué se siente cuando un sueño se cumple?

Pues es como si un círculo se cerrara, como si esa etapa concluyera con un final feliz, y entonces es cuando comienzas otro sueño. La vida está llena de sueños. Hay una frase en mi blog (que creo que la inventé yo, jajaja) que dice: escribir es soñar, no me despiertes.

Un beso Ana, y que a este libro, le sigan muchos más. Te dejo con las preguntitas del mini test. Un abrazo.

Gracias a ti, yo también espero que a este libro le sigan muchos más porque tengo muchas historias que contar. Un beso muy grande.

  • MINI TEST (preguntas cortas, respuestas sencillas)

― UN LIBRO: Uff, muchos, demasiados, no puedo decir uno.

― UNA PELÍCULA: Revenge, protagonizada por Kevin Costner y Anthony Quinn.

― UN AUTOR/A: Sandra Brown

― UN PERSONAJE: Hugh Jackman

― UNA CIUDAD: Albacete, me encanta vivir aquí.

― UN SABOR: Chocolate

― UN OLOR: El campo después de la lluvia, es delicioso.

― UN MOMENTO ESPECIAL: El que reúne a toda mi familia.

― UN NOMBRE: Dos: Emilio e Isabel, mis hijos.

― UN SUEÑO: Viajar a EEUU

― UNA ESPERANZA: Que el cáncer tenga cura.

― UN PROYECTO: Los ojos del mar.


2 comentarios:

  1. Estupendas entrevistas las dos. Enhorabuena, chicas, y también a Yolanda.
    Besos, compañeras.

    ResponderEliminar
  2. Es que Yolanda está hecha una campeona.

    ResponderEliminar